Chachapoyas era una cultura que se extendía en parte de la selva y la sierra del Perú. Tuvieron muchísimos sitios arqueológicos, se estima alrededor de unos 670, pero, no hay un inventario exacto y falta recorrer más terrenos para descubrirlos.

Sin embargo, durante un viaje a Chachapoyas, se puede visitar y conocer 3 sitios que fueron muy importantes para esta cultura preincaica:

1) Kuelap

Suponen que la construcción del Complejo Arqueológico de Kuelap empezó en el siglo XI, que es el período de florecimiento de la cultura Chachapoyas, y habrían ocupado el sitio hasta la mitad del siglo XVI. Se le llama una fortaleza por su ubicación y por la solidez y altura de sus muros. El sitio está ubicado a unos 3,000m de altura.

Kuelap era el centro más importante de la cultura Chachapoyas. Según el arqueólogo Federico Kauffman Doig (1996) pudo ser un centro administrativo para la producción agraria. También se supone que hacían rituales propicios para la fertilidad. Otros arqueólogos trataron de demostrar que también Kuelap podría servir como refugio a la población de la época en casos de emergencia.

2) Mausoleos de Revash

Ubicados a unos 60km al sur de Chachapoyas, a una altura aproximada de 2,800 m.s.n.m, los mausoleos de Revash son una necrópolis de la cultura Chachapoyas. Es uno de los modelos de complejos funerarios de la cultura preincaica. Las construcciones al borde de una montaña parecen viviendas pequeñas, pero, en realidad eran sepulcros colectivos para difuntos de prestigio y poder. Todavía se pueden notar dibujos y representaciones de color rojo en las paredes de la cueva, pero, lamentablemente las momias han sido sustraídas por el hombre.

Hoy en día, los mausoleos siguen intactos por la protección de las cuevas y también por ser de difícil acceso

Este lugar es el único con este estilo en todo el Perú y en Sudamérica.

3) Sarcófagos de Karajía

Ubicado a unos 48km al noreste de la ciudad de Chachapoyas, los sacófagos de Karajía son conocidos por los lugareños como los Purunmachus, una palabra quechua que significa los “difuntos antiguos”.  Se estima que fueron construidos alrededor de los años 1000 a 1300 d.C. y fue hasta 1985 que el arqueólogo peruano Federico Kauffman Doig los descubrió.

Los sarcófagos son de difícil acceso, están ubicados a unos 2600 m.sn.m, y no hay ruta para llegar hacia ellos, así que solo se pueden apreciar de lejos. Los ocho sarcófagos tienen una forma humana y miden alrededor de 2.5m de altura. Son como un tipo de cápsula funeraria hecha de barro, paja seca, y arcilla de color.

Se diferencian de los mausoleos por tener dentro una sola momia en posición fetal. Se supone que los Chachapoyas sepultaron ahí a los de mayor importancia para su cultura.

Son únicos en el mundo.

** Puedes revisar la edición digital de nuestra revista en: https://issuu.com/turismociva/docs/si_vamos_9_issuu