Estamos muy cerca del Día de la Madre y todos queremos regalarle algo que le encante a mamá. Los regalos más comunes suelen ser zapatos, carteras, perfumes o incluso chocolates y rosas. En general, regalos materiales. A pesar de que puedan ser una buena opción, lo material no dura para siempre y tarde o temprano se deberá desechar. En cambio, hay otros tipos de regalo que duran para toda la vida, aquellos que generan experiencias. ¿Por qué no regalar una bonita experiencia a mamá? Después de todo, estos tipos de regalo se guardan en el corazón y se recuerdan por siempre. Una magnífica opción es un viaje a Cusco.

¿Por qué regalar un viaje?

Los viajes son experiencias únicas e inolvidables. El hecho de llegar a un lugar totalmente nuevo es una sensación indescriptible. Muchas personas nunca han salido de su ciudad natal por diversos motivos. Si este fuera el caso de tu mamá, con seguridad saber que va a poder viajar le hará muy feliz. Añadámosle a esto la posibilidad de visitar hermosos lugares turísticos, contemplar bellos paisajes, probar deliciosos platos nativos, conocer gente maravillosa y, en general, explorar un mundo hasta ahora desconocido. Todo esto hace que regalar un viaje sea, tal vez, la mejor opción para sorprender a mamá en su día.

La experiencia mejoraría mucho más si es un viaje en familia. Tener a los hijos (¿por qué no también a los nietos?) al lado en cada paseo, cada visita, cada almuerzo será especial. Los recuerdos ya no solo serán de una persona, sino de toda la familia, lo que permitirá que las experiencias vividas sean recordadas por generaciones.

¿Por qué un viaje a Cusco?

Cusco es una ciudad mágica que refleja en sus calles el encuentro de dos mundos: los incas con los españoles. Cusco está repleto de restos arqueológicos prehispánicos, así como de construcciones que se remontan a la época de la colonia. Sin duda, entre estos sobresale Machu Picchu, la ciudadela inca proclamada en el 2007 una de las siete maravillas del mundo moderno. En la ciudad, el cielo es celeste y el aire es puro. Los paisajes y valles son tan indescriptibles que regalan paz y tranquilidad interior.

cusco-civa-machu-picchu

En Cusco hay mucho por visitar, conocer y aprender. Un viaje a Cusco es una de las mejores experiencias que una persona puede tener, por eso regalarle a mamá esa posibilidad es una decisión que ella te agradecerá siempre.

Regálale un viaje a Cusco en bus con CIVA

El viaje debe ser una gran experiencia desde el principio, por eso CIVA cuenta con buses para Cusco con cama de 180 grados y servicio a bordo es de estupenda calidad. El viaje a Cusco en bus de mamá será cómodo y divertido durante todo el trayecto.

La agencia CIVA ofrece el servicio Excluciva que permiten a mamá tener un viaje cómodo en los buses más modernos de América. Si tienes alguna pregunta sobre nuestros servicios, no dudes en comunicarte con nosotros.