Kuélap es el destino de moda que ha sido comparado muchas veces con Machu Picchu, razón por la cual algunos la conocen como “El Machu Picchu del norte del Perú”.

Se encuentra ubicado en la parte alta del valle del río Utcubamba, próximo al caserío de Kuélap en la provincia de Luya, Departamento de Amazonas. Su majestuosidad e imponente arquitectura, dio razones suficientes a los lectores de National Geographic para galardonarla como ‘Mejor Atracción en el Extranjero’ (Far & Away- Overseas Attraction) en los premios Traveller Reader Awords 2017 y ha sido declarada como Patrimonio Cultural de la Nación en Perú.

Desde lo alto, se aprecia lo privilegiado que es este lugar, rodeado de montañas de densa vegetación, una maravillosa flora y fauna, y una muralla de piedra de 20 metros de altura que protege la ciudad y atribuye a su nombre “Fortaleza de Kuélap”.

Parece imposible creer que tan maravilloso complejo arquitectónico estuvo oculto durante siglos, pues se mantuvo ignorado hasta 1843, año en que Juan Crisóstomo Nieto, juez de Chachapoyas fue guiado hasta la zona por lugareños que ya conocían la ciudadela. Este hecho es considerado como el descubrimiento de Kuélap. Y por esta razón, cada 31 de enero se celebra el aniversario de este recinto arquitectónico.

A partir de ese hecho, Kuélap fue ganando fama entre algunos estudiosos que vinieron a investigar las antigüedades de la zona. Uno de ellos fue el peruano Federico Kauffmann Doig, quien pasó muchos años de su vida dedicado a la investigación de este lugar y de la cultura Chachapoyas. Según las investigaciones realizadas por Kauffmann, con aporte de historiadores extranjeros, Kuélap fue construido por los Chachapoyas.

Esta nación estuvo conformada por un conjunto de curacazgos y fue dirigida por un Curaca, quien fue el responsable de hermosos monumentos que nos dejaron en diferentes zonas del Perú. Los Chachapoyas construyeron la ciudadela de Kuélap en el periodo Intermedio Tardío (1100n a 1450 d.C) y esta se mantuvo bajo el dominio de los Incas del Cusco hasta que los españoles desalojaron a todos los pobladores del lugar para llevarlos a una nueva ciudad.

A pesar de ser una ciudadela de difícil acceso, es muy concurrida por visitantes de diversos países. Se puede llegar a este lugar de diversas maneras, el camino que suelen tomar las personas que parten desde Lima incluye 1 hora en avión hasta Tarapoto, luego 8 horas en bus hasta Chachapoyas y finalmente 2 horas de Chachapoyas a Kuélap. Eso completa un total de 22 horas, las cuales convierten a este lugar en un destino exclusivo para turistas valientes que valoran la arquitectura natural del Perú.

Son infinitas las razones por las que Kuélap es un destino muy concurrido por los turistas peruanos y extranjeros, entre sus paredes se esconden los secretos más místicos de nuestra tan apreciada cultura Inca y a la vez es un lugar económico para visitar. No tiene nada que envidiarle a ningún otro destino turístico y es definitivamente un lugar al que todo turista debería ir.

Asimismo es importante resaltar otros atractivos turísticos en otras zonas de Amazonas como Bagua Chica, Bagua Grande, Utcubamba y Pedro Ruiz. Descubrirlo es emocionante a través de las rutas de Perú, por ello y si buscas buses a Chachapoyas, Bagua Grande,  Bagua Chica o Pedro Ruiz, acude a Civa.